Archivo de la categoría: Cronica

Crónica de la XIV Bienal de Cuenca 2018 – El arte como experiencia plural

46519518_10156217547528409_3989483233061371904_n.jpg

ESTRUCTURAS VIVIENTES

El arte como experiencia plural

Fotografía y textos por: Tania Navarrete

La XIV Bienal de Cuenca (BC) fue inaugurada el 23 de noviembre de 2018, luego de meses de preparación, hay que reconocer el gran trabajo realizado por el escritor, curador y gestor cultural Cristóbal Zapata quien tuvo la gran responsabilidad de levantar la décima cuarta Bienal de Cuenca, haciendo malabares para gestionar más recursos y poder presentar a tiempo el más grande espacio de encuentro, visibilización y reflexión del arte actual nacional e internacional.

La Bienal de Cuenca es poseedora de una gran trayectoria, así que nuestras expectativas, siempre son grandes. Viajamos toda la noche y llegamos el jueves 22 de noviembre, cuando están dando los últimos toques para abrir las salas al público.

Tenemos poco tiempo y hay mucho que ver, porque además de la muestra oficial de la Bienal hay un sin número de exposiciones paralelas, organizadas independientemente de la institución.

IMG_1193.JPG

Nuestra primera parada -doblemente estratégica- es el Museo de los Metales, ubicada en Av. Solano 11-83 pasando la virgen de bronce.

IMG_1239.JPGAquí está la muestra “Frágil Genealogía” de la artista ecuatoriana María José Argenzio, curada por el joven y talentoso Edu Carrera, que es también curador del Centro de Arte Contemporáneo de Quito (CAC), quien en una entrevista para la revista Artishock sobre el arte contemporáneo dice:

El arte contemporáneo ofrece distintas formas de ver, entender y especular sobre el mundo; tiene la capacidad de mostrar y construir realidades, de acercarnos a experiencias sobre nuestra existencia y la de los otros, de generar colaboraciones desde los afectos. Creo que el arte contemporáneo es una forma radical de entender el campo cultural, la esfera pública, la educación y la identidad. Es una práctica que ha redefinido modelos de organización, y que nos ha permitido ser conscientes de nuestra subjetividad, y de mostrar que con ella es posible construir otras narrativas y universos. El arte contemporáneo nos enseña a mirar la vida desde distintos ángulos, invita al público a pensar sobre cosas que usualmente no pensaría. Digamos, entonces, que el tener experiencias con arte contemporáneo es un ejercicio pedagógico.

Fuente: http://artishockrevista.com/2017/05/29/eduardo-carrera-rivadeneira-nuevo-rol-curador-del-cac-quito/

IMG_1242.JPG

Al recorrer la casa nos encontramos con algunas piezas ya vistas y otras nuevas, donde el dorado es la característica común. Lo entiendo por qué Argenzio en su declaración de artista dice:

“En mi obra ciertas preocupaciones se activan de manera constante  adquiriendo un perfil específico en muchas de mis piezas.  Tienen que ver casi siempre con lo efímero, con aquello que descansa en estructuras aparentemente sólidas donde el material que las constituye (azúcar, fondant, pan de oro)  es fácilmente devorado por la decadencia y el derrumbe. Se trata de componentes falsamente suntuarios cuyo efecto de riqueza es sólo un flash que se agota en su exterioridad como simple recubrimiento, y en fútiles efectos visuales”.

Al recorrer la sala pienso en Lucía Astudillo Loor, la dueña del Museo de los Metales, una dama cuencana de alta alcurnia, presidenta del Consejo internacional de museos de América Latina y el Caribe (ICOM LAC) y en mi querida amiga la arquitecta Lourdes Abad  Rodas, quien hizo el trabajo de restauración de la casa patrimonial, la imagino dirigiendo la obra, con esa fuerza de voluntad para rescatar los tesoros patrimoniales de Cuenca, que solo ella posee.

IMG_1252.JPG

La restauración del Museo:

“El inmueble formaba parte de un pequeño complejo industrial, construido en 1923 por el Dr. Rodrigo Puigmir y Bonin ecuatoriano de origen catalán, que vino a instalarse en Cuenca y creó la “Nueva Cervecería del Azuay S.A.” para la sociedad cuencana significó una “novedad”, tanto por la magnitud de las instalaciones y edificios que se construyeron, como por la generación de nuevas fuentes de empleo. La fábrica abrió una opción al trabajo agrícola y artesanal.

El actual Museo de los Metales, fue la residencia de la familia Puigmir hasta los años 70, cuando se arrienda la planta baja a “La Perla Cuencana S.A.”, que es como se la conoce hasta antes de la restauración.

Construido íntegramente utilizando la técnica del bahareque, estructura de madera, rellenada con carrizo, barro, adobe o madera. Por sus dimensiones y forma el inmueble constituye uno de los ejemplos más sobresalientes, en el Austro Ecuatoriano, que muestra las ventajas y bondades del uso de técnicas tradicionales ancestrales, que en la actualidad en todo el planeta pretenden ser rescatadas y valoradas.

La Edificación antes del proceso de restauración se encontraba en un estado que aparentaba ruina emiente, sus cimientos,  sus “Allpa Solera” estaba podrida y comida por los ratones. Para mi como arquitecta fue interesante durante el proceso de intervención, observar cada día con claridad la generosidad de la madera que en unión con materiales afines de entrelazan y conforman una unidad coherente que responde en conjunto a los esfuerzos requeridos y que sobrevive a la falta de mantenimiento que generalmente se observa en las edificaciones de tierra, por desconocimiento de sus necesidades o porque se las identifica con pobreza, subdesarrolo y sufrimiento.

La restauración de esta casa constituye una muestra alternativa de que es posible utilizar coherentemente nuestro patrimonio cultural, histórico, económico y ecológico para el desarrollo sustentable de la sociedad”.  

Arq. María de Lourdes Abad Rodas

Coordinadora y Ejecutora del Proyecto de Restauración

 

Dije que la primera parada doblemente estratégica por que otro motivo que nos trae a este histórico lugar son los queridos amigos; Tata Rodríguez y Gustavo Romero, ellxs están en esos precisos momentos, planificando la instalación de  “PUKUSHKA” un encantador emprendimiento que  dará nueva vida al espacio y llenará de saberes, sabores y sentidos al movimiento gourmet cuencano.

IMG_1264.JPG
Hablando de comida uno de mis lugares favoritos en Cuenca, es  la Warmikuna una cocina taller, mentalizada por Tatta y comandada por las cheffs Catalina Abad y Verónica ubicada en las calles Hermano Miguel 5-42 entre Juan Jaramillo y Honorato Vásquez, solo allí puedo encontrar mi postre favorito el pai de tocte, una especie de nuez salvaje que es una delicia.

Luego de un merecido descanso, vamos a la inauguración de la muestra de Manuela Ribadeneria, una artista y curadora ecuatoriana que vive y trabaja en Londres, ya habíamos visto sus piezas tanto en la XIII Bienal de Cuenca como en la exposición LARA 2016 en el CAC, la exhibición paralela a la Bienal llamada “Sobre la dirección en la que sopla el viento” es curada por Rodolfo Kronfle, un investigador y curador independiente ecuatoriano, licenciado en Historia del Arte por Boston College quién además ha cursado estudios de maestría en Arqueología.

IMG_1479.JPG

Esta muestra se encuentra en el MUSEOMÁTICO, una galería privada ubicada en las calles Hermano Miguel 6-72 y Presidente Córdova.

IMG_1491.JPG

 

Su director nos recibe atentamente y nos conecta con Yulisa, una excelente mediadora quien nos explica detalladamente lo que Manuela quiere expresar en cada una de sus obras. Con la sala llena Manuela se sube a una caja hermosamente diseñada y lee un cuento, me encanta como la literatura y las artes visuales se entremezclan en su obra, al final el público puede tomar un fanzine y llevárselo en su bolsillo.

IMG_1468.JPG

 

Además, me fascina cómo estos eventos se convierten en verdaderos espacios de encuentro, aquí puedo saludar con varixs amigxs a quien solo puedo ver a través de las redes sociales, me alegra poder toparlos, saber que son reales. El artista Patricio Palomeque, entre risas nos dice que él quisiera que se haga una Bienal al menos cada seis meses, miren nos dice esto ya parece Londres.

Nos encontramos con el artista visual Cristian Villavicencio, maestro de la UARTES y conversamos de los nuevos planes. Nos acercamos a Cristóbal Zapata para felicitarlo y él nos comenta sus angustias preparto de la Bienal, le deseamos éxitos mientras nos presenta a su tocayo Juan Cristóbal Mac Lean, un escritor boliviano que está emocionado de poder estar presente en la más importante bienal del Pacífico.

Es impresionante como ahora, que estamos escribiendo el libro de Central Dogma, todo que pasa a nuestro alrededor nos refiere a lo editorial y a las publicaciones, es como que todo se conectara para enfocarnos en nuestros objetivos.

José Luis salta de emoción cuando Adrián Balseca le hace la entrega de un viníl de su banda Superkabras elaborado por Ted Riderer, un artista “neo-yorkino” a quien atrajimos en el GRAFFF18 para hacer su performance “Drums and Roses”. Además, volver a ver a Adrián es ya de por sí, un motivo de celebración, después de que nos vimos fue en el GRAFFF18 en Pujilí, muchos vientos pasaron… así que los abrazos, las historias y las muestras de cariño no paran.

Y oh sorpresa en la sala encuentro a Antonella Frisone, activista por los derechos de la mujer, con quien solo había conversado por Messenger, pero verla en persona me alegra el alma, tengo que contener las lágrimas, y eso que aún no tomó ni un vino. Mientras voy a ver una copa vuelvo a encontrar a varixs amigxs virtuales, ¡Dios!  son de carne y hueso, que maravilla!!!

Con una camada de artistas muy animados, caminamos a la próxima estación: la muestra N . A . W . ubicada en la Casa de la Cultura Núcleo de Azuay, aquí han unido esfuerzos cinco galerías independientes; Espacio Violenta y Nómada Proyecto de Arte de Guayaquil, Más Arte galería taller, No Lugar y Khôra, de Quito, logrando presentar una muestra muy real de la escena artística ecuatoriana, con la presencia de artistas ecuatorianos que en breve estarán mostrando todo su potencial en las futuras bienales y representando al país en galerías internacionales.

Ahí conversó con La Suerte quien me cuenta el proceso de producción colectivo realizado con su compañera Martina Avilés, mientras conversamos de cómo mantener un equilibrio entre maternidad y trabajo,

Reencuentro a Gabriela Rivadeneira a quien había visto la última vez en el 2010 en Zaragoza, ella junto a Paúl Rosero fueron los co-curadores que seleccionamos con Rubén Scaramuzino de Zona de Obras, para presentar la muestra de arte contemporáneo de Quito en Zaragoza, con Gabriela  habló de su retorno y el gran potencial de la UARTES, se junta a la conversa la famosa diseñadora María Mercedes Salgado de quien solo conocía su trabajo y que también participó en QeZ, basta verla para saber que es una mujer maravillosa con una juventud y entusiasmo increíbles, me alegra poder conocerla personalmente finalmente. Con todos los amigos, vamos a tomar una cerveza y luego a descansar, porque la jornada recién empieza.

Sigue leyendo Crónica de la XIV Bienal de Cuenca 2018 – El arte como experiencia plural

Anuncios