Crónica de la XIV Bienal de Cuenca 2018 – El arte como experiencia plural

46519518_10156217547528409_3989483233061371904_n.jpg

ESTRUCTURAS VIVIENTES

El arte como experiencia plural

Fotografía y textos por: Tania Navarrete

La XIV Bienal de Cuenca (BC) fue inaugurada el 23 de noviembre de 2018, luego de meses de preparación, hay que reconocer el gran trabajo realizado por el escritor, curador y gestor cultural Cristóbal Zapata quien tuvo la gran responsabilidad de levantar la décima cuarta Bienal de Cuenca, haciendo malabares para gestionar más recursos y poder presentar a tiempo el más grande espacio de encuentro, visibilización y reflexión del arte actual nacional e internacional.

La Bienal de Cuenca es poseedora de una gran trayectoria, así que nuestras expectativas, siempre son grandes. Viajamos toda la noche y llegamos el jueves 22 de noviembre, cuando están dando los últimos toques para abrir las salas al público.

Tenemos poco tiempo y hay mucho que ver, porque además de la muestra oficial de la Bienal hay un sin número de exposiciones paralelas, organizadas independientemente de la institución.

IMG_1193.JPG

Nuestra primera parada -doblemente estratégica- es el Museo de los Metales, ubicada en Av. Solano 11-83 pasando la virgen de bronce.

IMG_1239.JPGAquí está la muestra “Frágil Genealogía” de la artista ecuatoriana María José Argenzio, curada por el joven y talentoso Edu Carrera, que es también curador del Centro de Arte Contemporáneo de Quito (CAC), quien en una entrevista para la revista Artishock sobre el arte contemporáneo dice:

El arte contemporáneo ofrece distintas formas de ver, entender y especular sobre el mundo; tiene la capacidad de mostrar y construir realidades, de acercarnos a experiencias sobre nuestra existencia y la de los otros, de generar colaboraciones desde los afectos. Creo que el arte contemporáneo es una forma radical de entender el campo cultural, la esfera pública, la educación y la identidad. Es una práctica que ha redefinido modelos de organización, y que nos ha permitido ser conscientes de nuestra subjetividad, y de mostrar que con ella es posible construir otras narrativas y universos. El arte contemporáneo nos enseña a mirar la vida desde distintos ángulos, invita al público a pensar sobre cosas que usualmente no pensaría. Digamos, entonces, que el tener experiencias con arte contemporáneo es un ejercicio pedagógico.

Fuente: http://artishockrevista.com/2017/05/29/eduardo-carrera-rivadeneira-nuevo-rol-curador-del-cac-quito/

IMG_1242.JPG

Al recorrer la casa nos encontramos con algunas piezas ya vistas y otras nuevas, donde el dorado es la característica común. Lo entiendo por qué Argenzio en su declaración de artista dice:

“En mi obra ciertas preocupaciones se activan de manera constante  adquiriendo un perfil específico en muchas de mis piezas.  Tienen que ver casi siempre con lo efímero, con aquello que descansa en estructuras aparentemente sólidas donde el material que las constituye (azúcar, fondant, pan de oro)  es fácilmente devorado por la decadencia y el derrumbe. Se trata de componentes falsamente suntuarios cuyo efecto de riqueza es sólo un flash que se agota en su exterioridad como simple recubrimiento, y en fútiles efectos visuales”.

Al recorrer la sala pienso en Lucía Astudillo Loor, la dueña del Museo de los Metales, una dama cuencana de alta alcurnia, presidenta del Consejo internacional de museos de América Latina y el Caribe (ICOM LAC) y en mi querida amiga la arquitecta Lourdes Abad  Rodas, quien hizo el trabajo de restauración de la casa patrimonial, la imagino dirigiendo la obra, con esa fuerza de voluntad para rescatar los tesoros patrimoniales de Cuenca, que solo ella posee.

IMG_1252.JPG

La restauración del Museo:

“El inmueble formaba parte de un pequeño complejo industrial, construido en 1923 por el Dr. Rodrigo Puigmir y Bonin ecuatoriano de origen catalán, que vino a instalarse en Cuenca y creó la “Nueva Cervecería del Azuay S.A.” para la sociedad cuencana significó una “novedad”, tanto por la magnitud de las instalaciones y edificios que se construyeron, como por la generación de nuevas fuentes de empleo. La fábrica abrió una opción al trabajo agrícola y artesanal.

El actual Museo de los Metales, fue la residencia de la familia Puigmir hasta los años 70, cuando se arrienda la planta baja a “La Perla Cuencana S.A.”, que es como se la conoce hasta antes de la restauración.

Construido íntegramente utilizando la técnica del bahareque, estructura de madera, rellenada con carrizo, barro, adobe o madera. Por sus dimensiones y forma el inmueble constituye uno de los ejemplos más sobresalientes, en el Austro Ecuatoriano, que muestra las ventajas y bondades del uso de técnicas tradicionales ancestrales, que en la actualidad en todo el planeta pretenden ser rescatadas y valoradas.

La Edificación antes del proceso de restauración se encontraba en un estado que aparentaba ruina emiente, sus cimientos,  sus “Allpa Solera” estaba podrida y comida por los ratones. Para mi como arquitecta fue interesante durante el proceso de intervención, observar cada día con claridad la generosidad de la madera que en unión con materiales afines de entrelazan y conforman una unidad coherente que responde en conjunto a los esfuerzos requeridos y que sobrevive a la falta de mantenimiento que generalmente se observa en las edificaciones de tierra, por desconocimiento de sus necesidades o porque se las identifica con pobreza, subdesarrolo y sufrimiento.

La restauración de esta casa constituye una muestra alternativa de que es posible utilizar coherentemente nuestro patrimonio cultural, histórico, económico y ecológico para el desarrollo sustentable de la sociedad”.  

Arq. María de Lourdes Abad Rodas

Coordinadora y Ejecutora del Proyecto de Restauración

 

Dije que la primera parada doblemente estratégica por que otro motivo que nos trae a este histórico lugar son los queridos amigos; Tata Rodríguez y Gustavo Romero, ellxs están en esos precisos momentos, planificando la instalación de  “PUKUSHKA” un encantador emprendimiento que  dará nueva vida al espacio y llenará de saberes, sabores y sentidos al movimiento gourmet cuencano.

IMG_1264.JPG
Hablando de comida uno de mis lugares favoritos en Cuenca, es  la Warmikuna una cocina taller, mentalizada por Tatta y comandada por las cheffs Catalina Abad y Verónica ubicada en las calles Hermano Miguel 5-42 entre Juan Jaramillo y Honorato Vásquez, solo allí puedo encontrar mi postre favorito el pai de tocte, una especie de nuez salvaje que es una delicia.

Luego de un merecido descanso, vamos a la inauguración de la muestra de Manuela Ribadeneria, una artista y curadora ecuatoriana que vive y trabaja en Londres, ya habíamos visto sus piezas tanto en la XIII Bienal de Cuenca como en la exposición LARA 2016 en el CAC, la exhibición paralela a la Bienal llamada “Sobre la dirección en la que sopla el viento” es curada por Rodolfo Kronfle, un investigador y curador independiente ecuatoriano, licenciado en Historia del Arte por Boston College quién además ha cursado estudios de maestría en Arqueología.

IMG_1479.JPG

Esta muestra se encuentra en el MUSEOMÁTICO, una galería privada ubicada en las calles Hermano Miguel 6-72 y Presidente Córdova.

IMG_1491.JPG

 

Su director nos recibe atentamente y nos conecta con Yulisa, una excelente mediadora quien nos explica detalladamente lo que Manuela quiere expresar en cada una de sus obras. Con la sala llena Manuela se sube a una caja hermosamente diseñada y lee un cuento, me encanta como la literatura y las artes visuales se entremezclan en su obra, al final el público puede tomar un fanzine y llevárselo en su bolsillo.

IMG_1468.JPG

 

Además, me fascina cómo estos eventos se convierten en verdaderos espacios de encuentro, aquí puedo saludar con varixs amigxs a quien solo puedo ver a través de las redes sociales, me alegra poder toparlos, saber que son reales. El artista Patricio Palomeque, entre risas nos dice que él quisiera que se haga una Bienal al menos cada seis meses, miren nos dice esto ya parece Londres.

Nos encontramos con el artista visual Cristian Villavicencio, maestro de la UARTES y conversamos de los nuevos planes. Nos acercamos a Cristóbal Zapata para felicitarlo y él nos comenta sus angustias preparto de la Bienal, le deseamos éxitos mientras nos presenta a su tocayo Juan Cristóbal Mac Lean, un escritor boliviano que está emocionado de poder estar presente en la más importante bienal del Pacífico.

Es impresionante como ahora, que estamos escribiendo el libro de Central Dogma, todo que pasa a nuestro alrededor nos refiere a lo editorial y a las publicaciones, es como que todo se conectara para enfocarnos en nuestros objetivos.

José Luis salta de emoción cuando Adrián Balseca le hace la entrega de un viníl de su banda Superkabras elaborado por Ted Riderer, un artista “neo-yorkino” a quien atrajimos en el GRAFFF18 para hacer su performance “Drums and Roses”. Además, volver a ver a Adrián es ya de por sí, un motivo de celebración, después de que nos vimos fue en el GRAFFF18 en Pujilí, muchos vientos pasaron… así que los abrazos, las historias y las muestras de cariño no paran.

Y oh sorpresa en la sala encuentro a Antonella Frisone, activista por los derechos de la mujer, con quien solo había conversado por Messenger, pero verla en persona me alegra el alma, tengo que contener las lágrimas, y eso que aún no tomó ni un vino. Mientras voy a ver una copa vuelvo a encontrar a varixs amigxs virtuales, ¡Dios!  son de carne y hueso, que maravilla!!!

Con una camada de artistas muy animados, caminamos a la próxima estación: la muestra N . A . W . ubicada en la Casa de la Cultura Núcleo de Azuay, aquí han unido esfuerzos cinco galerías independientes; Espacio Violenta y Nómada Proyecto de Arte de Guayaquil, Más Arte galería taller, No Lugar y Khôra, de Quito, logrando presentar una muestra muy real de la escena artística ecuatoriana, con la presencia de artistas ecuatorianos que en breve estarán mostrando todo su potencial en las futuras bienales y representando al país en galerías internacionales.

Ahí conversó con La Suerte quien me cuenta el proceso de producción colectivo realizado con su compañera Martina Avilés, mientras conversamos de cómo mantener un equilibrio entre maternidad y trabajo,

Reencuentro a Gabriela Rivadeneira a quien había visto la última vez en el 2010 en Zaragoza, ella junto a Paúl Rosero fueron los co-curadores que seleccionamos con Rubén Scaramuzino de Zona de Obras, para presentar la muestra de arte contemporáneo de Quito en Zaragoza, con Gabriela  habló de su retorno y el gran potencial de la UARTES, se junta a la conversa la famosa diseñadora María Mercedes Salgado de quien solo conocía su trabajo y que también participó en QeZ, basta verla para saber que es una mujer maravillosa con una juventud y entusiasmo increíbles, me alegra poder conocerla personalmente finalmente. Con todos los amigos, vamos a tomar una cerveza y luego a descansar, porque la jornada recién empieza.

Viernes 23 de noviembre

IMG_1269.JPGIMG_1278.JPGNuestra jornada inicia en un restaurante frente al parque Calderón, estamos desayunando cuando un grupo de disfrazados, como salidos de la fiesta Las Octavas de Mocha, donde desde el humor se critica el estatus quo de la sociedad, al inicio no sabemos si es algo que viene de la Bienal o es una iniciativa paralela. Dejo mi desayuno esperando y me adentro al parque para investigar; se trata de la obra “Tótem Taboo” del artista mexicano Erick Beltrán, quien lee un impetuoso discurso anti poder, anti gobiernos, anti religión, comunicando al público lo peligroso de dejarse manipular como títeres, me alegra que alguien hable sobre el cura Cordero y toda la maldad humana presente en las altos estratos del poder.

IMG_1291.JPG

Luego de terminar el desayuno, nos dirigimos al Salón del Pueblo, ubicado en las calles Sucre y Benigno Malo, la exhibición paralela a la bienal se llama “El Ocaso de la naturaleza   – Ecosistemas y paisajes en el arte ecuatoriano actual”, y tiene una curaduría colectiva de Ana Rosa Valdéz, Gabriela Cabrera, Gabriela Cherrez y Gabriela Fabre (esta muestra estará abierta hasta el 3 de febrero).  Personalmente es lo más cercano a mis gustos personales, quizá por la cercanía con los artistas, conozco a varios de ellxs; Gonzalo Vargas, Paúl Rosero, Christian Proaño, Juana Córdova, Juan Carlos Fernández, Juan Carlos León, Rodolfo Kronfle, entre otros, simplemente lo disfruto, porque me es fácil imaginar nuevas formas de representar a la naturaleza, algo que nace de mi condición de humana. En fin, algo que me alegra es encontrar a la artista Juana Córdova, a quien admiro por su trabajo y me encanta su presencia porque ella se muestra realmente abierta al público, conversando de su experiencia de vivir en un acantilado en la costa ecuatoriana, mientras experimenta la presencia de la plaga de caracol, veo en Juana a una artista ecuatoriana integra, inteligentísima y muy humana, ese encuentro me alegra el día.

IMG_1293.JPG

IMG_1311.JPGIMG_1298.JPGIMG_1316.JPGIMG_1321.JPG

 

Mientras, desde la ventana vemos a Cristóbal Zapata, negociar con un grupo de músicos callejeros, la empatía hace que me sienta en sus zapatos, Yo también saldría en busca de otros artistas si no llegaran los contratado, en el parque Calderón hay una tela roja con unas letras que inicialmente no logro entender, se extiende con la ayuda de estudiantes y mediadores, mientras un agitado curador pedagógico (Félix Suazo), intenta encender los ánimos en los ecuatorianos que sostienen la tela.

IMG_1340.JPG

IMG_1343.JPG

Es un performance de un artista venezolano llamado Diego Barbosa, la obra se llama “La Caja de Cachicamo”, pero en el lugar, no termina de cuajar, hace un sol intenso, la música que debería ser alegre como una murga, es un yaraví melancólico y la caja es muy pesada y no se mueve. Me encuentro con Roberto Moscoso que tiene a su cargo un batallón de estudiantes de la UNAE que están estudiando pedagogía de las artes y nos pregunta: ¿Cómo les explico esto a mis estudiantes?

IMG_1347.JPG

Mejor le convencemos a Roberto para que nos acompañe al Museo de la Ciudad (Gran Colombia y Benigno Malo), donde se inaugurará la exhibición especial  “IMPERIOS DE LO PLURAL”, una selección de la colección de arte latinoamericano de la Fundación para las Artes Cisneros Fontanals” (CIFO)

 

IMG_1392.JPG

CIFO es una organización fundada por la empresaria cubana venezolana Ella Fontanals-Cisneros de 75 años de edad, ex-esposa del millonario Oswaldo Cisneros, presidente de una compañía de bebidas carbonatadas de cola originaria de Estados Unidos y Digitel una de las principales empresas de servicios de telecomunicaciones en Venezuela, quién dedicó los  últimos años a comprar arte contemporáneo latinoamericano, logrando obtener la colección internacional más importante de arte moderno latinoamericano del mundo. Muchas obras de la Colección EFC son prestadas a largo plazo a museos de renombre tales como el Tate Modern en Londres, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía en Madrid, el Museo de Bellas Artes en Houston, entre otros.

Es divertido escuchar los comentarios sobre las piezas que están en el pasillo la verdad es que causa hilaridad, porque se parecen mucho a las obras que Homero Simpson creó en uno de los capítulos de la serie de tv. donde como trasfondo, saltó la pregunta que se hace el filósofo del arte norteamericano Arthur C. Danto (n.1924) cuando señala: “¿Qué significa vivir en una época en que cualquier cosa puede ser arte?”.

IMG_1364.JPG

 

Ya adentrándose en las salas, la cosa es otra… una encuentra deliciosas piezas como una caja que te engaña visualmente, a primera instancia se ven unos vidrios, pero no, todo es óptica.

IMG_1430.JPG

Nuevamente los libros nos atraen, quizás por esa posibilidad de toparlos, de acariciarlos, de leerlos, de adentrarse y perderse en el mensaje; una pieza es la del artista colombiano Antonio Caro, quien se iluminó al hacer un libro sobre un taller dictado en el que cuenta anécdotas como que al final del taller pidió a sus alumnos llevar un regalo y a él le tocó una botella…  

IMG_1409.JPGIMG_1401.JPG

Otra pieza que atrae es un cubo con espejos internos, rodeado de estanterías con libros de portada negro. Abro al azar uno de ellos y me sumerjo en otro mundo, el mundo maravilloso de las palabras. Es cierto que en esta muestra es difícil diferenciar o encontrar elementos que la identifiquen como “latinoamericana” además del idioma español claro está.

IMG_1381.JPG

IMG_1384.JPG

 

Ya en la noche, caminamos hacia el Teatro Pumapungo, donde se realizará el evento de apertura de la Bienal de Cuenca, el ingreso está repleto de gente, hay algo como un desfile de modas que no es precisamente de la bienal, entre el mar de gente ingresamos al teatro y tomamos asiento junto a la artista ecuatoriana Juliana Vidal.

Conocí a Juliana y a su compañero cuando fui invitada por Gabriela Vázquez a dictar el taller “Terapia de Proyectos” en la Facultad de la Universidad de Cuenca, me gustó su frescura y buenas ideas e intenciones, luego la volvía a ver en Cuenca cuando visitamos algunos talleres de artistas en busca de inspiración. Allí encontramos a Juliana con un mandil blanco, trabajando en su obra que hablaba de cicatrices, compartí con ella la mía y conversamos largamente.  Sabía que llegaría lejos y en el fondo intuía que ella sería una de las ganadoras.

La ceremonia empieza puntual, con la presencia en el escenario de una banda conformada con el bajo de Josep Washima y la maravillosa voz de la soprano Vanessa Freire, por un momento recuerdo aquella escena de la Canción de la Diva del film “El Quinto Elemento”, conocía del talento de Vanessa porque este año fui invitada por María José Machado, como jurada de la Residencia Huésped Nativo. María José es otra de las artistas ecuatorianas con las que siento una gran conexión, su obra suele ser muy potente, trabaja desde la transgresión del ser, siempre lejana al sensacionalismo, pero provocando una catarsis en quien observa su obra. Creo que todos vimos en estos últimos meses el desarrollo de su obra, que estaba “pintándose” de smog en el Barrio el Vado, una arteria que es atravesada día y noche por el más pesado flujo vehicular de Cuenca, siendo uno de los lugares más contaminados de la ciudad, una denuncia, un grito de ayuda y apoyo a la gente de su barrio.

Como sabemos esta es una noche de discursos, más siento sorpresa al escuchar al curador de la bienal; Jesús Fuenmayor la única persona que tenía la obligación de presentar un discurso, decir:  “no he preparado un discurso”, ¿Cómo es posible que no haya escrito su discurso? ¿Se le comió el perro?, ¿Y entonces, para que toma el micrófono si no es para presentar la bienal, hablar de su famosa tesis curatorial, de contar cuántos artistas están participando, de donde vienen, que han logrado, como han dialogado con la ciudad y las “estructuras vivientes”, Don Jesús, se dedica a agradecer superficialmente a sus colaboradores, pero no concreta el mensaje de lo que tenía que decir, a cambio le dedica la Bienal a su mujer… plop! bueno esas cosas le pueden pasar a cualquiera, entiendo que nadie es perfecto y respiro.

Cuando sube al escenario la señora Eudoxia Estrella, gestora de la Bienal quien en su respetada edad ha escrito un discurso, escuchó con atención sus palabras que hablan sobre la importancia del arte y toda la audiencia ríe a carcajadas cuando ella recibe una escultura que parece una mina de mar de color rojo y en su translucidez, ella dice ¿Y ahora dónde pongo esto?.

Salgo a respirar mientra inicia el discurso del ministro y retorno para la entrega de premios, cuando de pronto escuchó: Y el ganador del premio “Julián Matadero” es Erick Beltrán, me emociono y digo bien, Beltran va a tomar el micrófono y repetir su discurso de la mañana, cuando hablaba de no dejarse dominar del poder, de las técnicas que el poder utiliza para manipular, pero no no no oh mi Dios! se produce un error en la Matrix, Beltran toma la mano del Alcalde, agradece y recibe el premio simbólico. Mientras el premio “El Guaraguao” es entregado a Julien Bismuth (Francia-Estados Unidos), quien durante las últimas semanas intervino la ciudad con textos escritos sobre papel y pegados en las paredes públicas, como si fueran instrucciones poéticas. Y el premio “Piedra de Sal” es para la portuguesa Ana Guedes (hay que ir a ver su obra). Todos estos premios fueron simbólicos sin retribución económica y los ganadores recibieron una escultura del ceramista Eduardo Vega. Finalmente gritó de emoción cuando escuchó nombrar a Juliana Vidal que gana Premio Paris.

Además el jurado entrega tres premios simbólicos, que son unas margaritas semi marchitas a Manuela Ribadeneira (Ecuador-Inglaterra), Ishmael Randall (Perú – Estados Unidos) y Adrián Balseca (Ecuador) que como siempre no gastó su tiempo en ir a la ceremonia. Adrian esta ocupado organizado esa misma noche una ceremonia de perreo como experiencia mística, para celebrar la vida, donde más tarde nos encontramos para festejar a Juliana y agradecer por las cicatrices que nos dió la vida.

Al final nos acercamos a felicitar a Beltrán, él nos dice: “Creo que hice algo mal”. Cierto que el verdadero rey de la selva es el lobo, así que escapamos a cenar antes de que se enciendan los castillos.

En del Museo de Pumapungo están también la obra del ecuatoriano José Luis Macas, con quien trabajamos en un GRAFFF,  habíamos encontrado algunas piezas en la ciudad, hay una cerca del Cementerio de Cuenca.

 

JOSÉ LUIS MACAS

(Quito, 1983). Reside y trabaja en Quito.

Recorrido equinoccial, intervenciones en el espacio público, performance colectiva, video-instalación, fotografía, pintura y objetos en cerámica, 2018

En la obra de José Luis Macas destacan varios proyectos site-specific en torno a la construcción de paisajes culturales, indagando en las maneras de producción colectiva de lenguaje y conocimiento, en la configuración de la historia y memoria del territorio desde lo subjetivo. Dichos proyectos, apelan al lenguaje visual, sonoro y performático, y emergen de la identificación de poéticas propias del lugar y su diálogo y relaciones con el lenguaje y la naturaleza. De esta manera sus propuestas toman la forma de intervenciones en espacios pu?blicos, instalaciones audiovisuales, performances, dibujos, pinturas y mingas.

 

Y hay una pollera gigante muy divertida, por supuesto José Luis no podía negarse a entrar en ella.

FRITZIA IRÍZAR

(Culiacán, Sinaloa, 1977). Reside y trabaja en Culiacán.

Sin título (proyecto cuatro espejos 1) telón-pollera móvil, gradas circulares, bordado con textos en forma de flores, máscara con capullos de mariposa, video a color, 2018

Su proyecto para la Bienal de Cuenca constituye una puesta en escena que se ubica ambiguamente entre la representación y una realidad hipotética. Irizar crea un escenario circular cubierto —a modo de telón—, por una pollera gigante, propia de las cholas cuencanas. En el interior del telón-falda, un video muestra a un personaje ejecutando ligeros movimientos, con una máscara-sonaja hecha de cascabeles y capullos de mariposa, elemento común en la danza del venado en el norte México. La pieza, llama la atención sobre la dimensión escultórica de la pollera y su movimiento acompasado y ritual sobre el cuerpo de las mujeres, al tiempo que bordada con citas sexistas —que sustituyen la floreada cenefa habitual de la prenda— se convierte en un alegato contra las prácticas y discursos discriminatorios.

 

Sábado 24 de noviembre

Despertamos temprano con todas las intenciones de finalmente ver las obras de la XIV Bienal de Cuenca, en los dos días anteriores hemos hecho un recorrido por las muestras paralelas, pero es hora de comernos el plato fuerte, eso creemos… Vamos directo al Museo de Arte Moderno de Cuenca, como buenos ambateños llegamos puntuales pero las puertas aún no se abren, nos tomamos un café en la plaza mientras observamos las obras ubicadas en el espacio público. 
IMG_1442.JPG

DAVID ORBEA

(Guayaquil, 1986). Reside y trabaja en Guayaquil.

Prácticas in-formales. Patrones de color mercantil

Intervención con banners en paletas publicitarias y en postes de luz; tela rompevientos, impermeable o antifluidos, 2018

Su propuesta para esta Bienal explora precisamente en los patrones geométricos y cromáticos frecuentes en los parasoles de los comerciantes informales de la urbe, tratados por el artista a modo de insignia.

IMG_1461.JPG

JESSICA BRICEÑO CISNEROS

(Caracas, 1988). Vive y trabaja en Santiago de Chile.

Guapondelig

Su particpación en la Bienal de Cuenca es doble. Por un lado exhibe un conjunto de trece esculturas que representan en pequeña escala un inventario de piletas públicas recopilado por la propia artista en sus viajes a la ciudad.

Además ha realizado intervenciones en las piletas ubicadas en las plazas de San Sebastián, San Roque y San Blas.

 

Al ingresar a la primera sala WDF!!!! cuál sería nuestra expresión, para que el mismísimo curador se acercara a pedirnos disculpas, muy amablemente nos dice que lo que pasa es que no han llegado las fichas, y que la obra se entiende leyendo las fichas y que tengamos un poco de paciencia… No hay problema, lo entendemos, nada es perfecto, o más bien todo es perfectible.

IMG_1499.JPG

FRANZ ERHARD WALTHER

Copia de exhibición proporcionada por la Fundación Franz Erhard Walther Exhibition Copy provided by the Franz Erhard Walther Foundation.

Es una serie de objetos e imágenes que desafiaban al espectador a actuar.

“…todos deben usar sus propias habilidades para experimentar sus propias posibilidades…”.

 

La sensación incómoda continua, mi bilis está a punto de explotar cuando escucho a una artista española quejarse y decir cosas como “Yo esperaba que sean más profesionales”, mientras coloca una hoja de papel con la frase escrita a mano de “no pisar la obra” al lado de un montón de tierra… que dice haber sido sacada de la acción de haber tumbado una casa patrimonial para que los cuencanos, nos pongamos a pensar sobre patrimonio, mientras pienso en la Arquitecta Lourdes Abad, quien ha dedicado toda su vida a rescatar los inmuebles patrimoniales y mi indignación crece.

IMG_1521.JPG

LARA ALMARCEGUI

(Zaragoza, 1972). Vive y trabaja en Róterdam

Instalación con restos de tierra y adobe de una casa colonial en Cuenca, 2018

Para la XIV Bienal de Cuenca, Almarcegui presenta una instalación con los restos de tierra, mortero y adobe de una casa tradicional demolida en la ciudad.

Y para variar, en el patio una obra es un par de líneas hechas con pintura spray negro…

IMG_1535.JPG

REY AKDOGAN

(Alemania, 1974). Vive y trabaja en Nueva York

De la serie Faction, pintura acrílica sobre listón francés de madera, 2016-2018

El trabajo de Rey Akdogan explora las nociones de redundancia y estandarización en el mundo contemporáneo.

IMG_1515.JPG

Como siempre  el humor nos rescata y ablanda esa sensación de ah como decirlo… bueno decía que el humor de la artista ecuatoriana salva el espacio, ella es Gabriela Cherrez a quien conocimos hace poco cuando José Luis fue a dictar un taller de fanzines en la UARTES, Gabriela hizo un fanzine chiquitito con un listado de todas las cosas que tenía que hacer, entonces vimos su organización y entereza, en esta ocasión ella presenta la obra más atrevida de la Bienal llamada “Mis 15 fracasos emocionales”.

GABRIELA CHÉRREZ

(Guayaquil, 1981). Vive y trabaja en Guayaquil.

Mis 15 fracasos sentimentales

Cerámica, pintura dorada y dispositivo museográfico, 2018

En Mis 15 fracasos sentimentales Cherrez recurre nuevamente al dato autobiográfico y al humor característicos de su trabajo. La artista opera en una zona ambigua entre lo personal y lo público, siempre partiendo de sus propias vivencias, las cuales incorpora a su trabajo como parte de una narrativa que reflexiona sobre la sexualidad, los estereotipos sociales y el machismo.

Además de la obra de Cherrez, lo más destacado en el cartel oficial de la Bienal ubicado en el Museo Municipal de Arte Moderno es:

IMG_1513.JPG

PABLO BARRIGA

(Quito, 1949). Vive y trabaja en Quito

Documentos sonoros

En el arte ecuatoriano, Pablo Barriga es pionero de algunas prácticas contemporáneas, como sus acciones callejeras a mediados de los ochenta en Quito. Su obra concede una importancia central a la palabra, buscando explorar sus resonancias en el lenguaje pictórico, performático e instalativo.

 

IMG_1530.JPG

ILICH CASTILLO

(Guayaquil, 1978). Reside y trabaja en Guayaquil.

Comandos imperativos

La propuesta está conformada por 32 bocetos para esculturas realizados sobre páginas de libros técnicos y científicos, y por varias piezas tridimensionales realizadas en madera y concreto.

 

José Luis, quien sigue investigando sobre tipografías los quipus y el Khipunk se interesa por la obra de nudos del peruano Jorge Eielson.

 

JORGE EIELSON

(Lima, 1924 – Milán, 2006 +)

Paracas Pyramid [Pirámide Paracas]

Instalación y performance, 1972.

Son obras creadas en  los 70, son unos nudos y anudamientos de un mapa en construcción permanente, como los “quipus” (sistema incaico para contar y contabilizar, hecho en cuerdas o de algodón, de colores diversos), que inspiraron muchas de sus realizaciones plásticas.

IMG_1538.JPG

IMG_1539.JPG

IMG_1540.JPG

ANA GUEDES | PREMIO PIEDRA DE SAL

(Portugal, 1981). Vive y trabaja en La Haya (Holanda)

Exodus maps of Karl Marx’s diaries. Chapter I: Shipwreck Beach [Mapas del éxodo de los diarios de Karl Marx. Capítulo I: Playa del naufragio]

Instalación sonora: duelas de madera, equipo de audio, 2017 – 2018

Se trata de una instalación sonora que utiliza grabaciones de sirenas de barco para las que utilizó una cinta analógica; la superposición de estos sonidos produce un efecto acústico tan envolvente y sugestivo, como fantasmal.

 

Mientras caminamos hacia el Museo de las Conceptas, queremos ver la obra de Juliana Vidal, reflexionamos sobre el arte, la producción artística y los errores de la matrix. Nos emocionamos hasta la médula, con el pulcro, íntimo y muy sentido trabajó de la joven promesa ecuatoriana  Juliana Vidal, por un momento nuestros roles se invierten y empezamos a contar al público de lo que se trata, y de nuestra experiencia de verla trabajar la obra.

IMG_1547.JPG
IMG_1548.JPG

JULIANA VIDAL | PREMIO PARÍS

(Cuenca, 1993)

Geografías de la mortalidad

Reproducciones de cicatrices en yeso, incrustadas sobre paneles de gypsum, 2018

El trabajo de Juliana Vidal indaga aspectos relacionados con la memoria y la ausencia del cuerpo, reflexionando en torno a la materialización de la huella, a través del uso de materiales y técnicas que responden a un trabajo positivo-negativo, como la fotografía análoga, moldes de yeso, etc., con la intención de encontrar otras formas de habitar desde la memoria del cuerpo y sus rastros. Su producción personal se enmarca en prácticas contemporáneas, tales como la fotografía, la instalación, la apropiación de objetos, la cerámica contemporánea, entre otros.

   Centrada en la idea de “habitar desde la ausencia”, en Geografías de la mortalidad la artista explora la impronta corporal —propia y ajena— en un intento por reconstruir lo existente a través de sus vestigios. El proyecto consiste en la recolección de cicatrices que traspasa a planchas de gypsum, a partir de reproducciones en yeso, tomadas del cuerpo de personas que por distintos motivos llevan estas marcas en su piel como parte de su historia.

Otra obra maravillosa que deslumbra a José Luis, está en las catacumbas del convento es de la argentina Cecilia Lopez, pienso que quizá es por su cercanía con la música o sus derivas ruidonauticas con Toj de Nebadon, me imagino por un momento ser otra persona, si fuera un albañil o arquitecta por ejemplo, ¿que me habría gustado?  ¿tal vez el montón de tierra?.

IMG_1574.JPG

CECILIA LÓPEZ

(Buenos Aires, 1983). Reside y trabaja en Nueva York.

Red

Cables de audio, contrabajos, equipo de sonido, 2018

Compositora, música, artista sonora y multimedia, Cecilia López explora los límites entre la composición y la improvisación, así como las propiedades acústicas de distintos materiales a través de la creación de instrumentos no convencionales, combinando lo sonoro, lo espacial y lo performativo.

   La obra Red está compuesta por una madeja de cables de audio donde se ubican varios instrumentos de cuerda (en este caso contrabajos). Esta puesta escénica surge de una pesquisa acerca de la interacción de los sistemas inestables de retroalimentación sonora. La obra explora la interrelación entre los objetos tejidos con cable de audio y las cajas de resonancia de instrumentos acústicos que están a su vez conectados a parlantes y micrófonos de contacto produciendo un electrizante feedback. La dinámica aleatoria que la artista propicia entre los instrumentos y la urdimbre de cables desafía las ideas de control del músico o director orquestal. Así, actuando como DJ, López nos propone una experiencia electrónica que responde a una lógica de relación “orgánica” con la obra.

Tomamos un descanso y retornamos nuestro camino, tenemos que viajar de regreso a casa y es hoy o nunca, llegamos tragando smog a la Casa de los Arcos donde está la obra de María José Machado.

IMG_9626.JPG

IMG_1581.JPG

IMG_1586.JPG

MARÍA JOSÉ MACHADO

Cuenca, Ecuador, 1984. Vive y trabaja en Cuenca.

Blanco neblumo

Esmog sobre madera, ocho paneles, biografías, 2018

Para la Bienal, la artista combinó las posibilidades de la pintura expandida con estrategias propias de la estética relacional. Enfocada en los problemas de contaminación ambiental que afectan al barrio de El Vado en el Centro Histórico de Cuenca (donde se encuentra precisamente instalada esta obra),

Al salir tomamos un taxi que nos lleva a la antigua planta eléctrica de Cuenca, allí está la obra de Adrián Balseca con quien coincidimos nuevamente y tenemos el lujo de recibir una detallada explicación del proceso de creación de la obra.

 

IMG_1629.JPGIMG_1611.JPGIMG_1600.JPG

ADRIÁN BALSECA | MENCIÓN DE HONOR

Quito, 1989). Vive y trabaja en Quito.

Phantom Recorder [Atrapador de presencias]

Barca de madera Sarayaku, paneles con celdas solares, motor eléctrico, gramófono, sistema de grabación de audio, placa de bronce y filme de 16 mm, 2018

El trabajo de Adrián Balseca explora las especificidades culturales de determinados lugares a partir de las relaciones y las tensiones entre la producción industrial y artesanal, teniendo en cuenta los procesos históricos. Sus proyectos incluyen intervenciones, acciones y vídeos de documentación para sitios específicos a gran escala, inspirados en las economías emergentes, la naturaleza, el poder y la memoria social.

   Phantom Recorder, proyecto realizado con la colaboración de Kara Solar (iniciativa de la Asociación Latinoamericana para el Desarrollo Alternativo, en alianza con la Nacionalidad Achuar del Ecuador), propone un paisaje sonoro del territorio ancestral Sarayaku, una localidad y comunidad kichwa ubicada al suroriente de la Amazonía ecuatoriana conocida por su resistencia a las empresas petroleras. La obra se centra en un dispositivo diseñado para recolectar los sonidos producidos por distintos organismos vivientes en las orillas del río Pastaza, invirtiendo simbólicamente, y en clave poscolonial, un célebre pasaje del filme Fitzcarraldo (Werner Herzog, 1982), donde el protagonista, en el corazón de la selva amazónica, pretende encantar a los aborígenes emitiendo desde su gramófono las áreas de Caruso. Además de la barca Sarayaku, usada para transportar el dispositivo –activada con paneles de energía solar– y para reproducir en sala los sonidos recogidos en el viaje, la instalación está conformada por una película en 16 mm y una placa de bronce con la inscripción “El Oriente es un mito”.

IMG_1643.JPG

IMG_1659.JPGAl salir subimos con Adrian, Gonzalo Vargas y su grupo de estudiantes unas gradas que me dan la impresión de estar subiendo una pirámide. Nuestros pasos nos llevan hasta el Mercado 9 de Octubre, allí está el avión caído de Roldós, la obra de un colectivo de artistas estadounidenses. Mientras nos acercamos a leer la ficha técnica, recuerdo a Gabriel Roldos, sobrino del expresidente y su terno heredado. Mientras un señor del mercado se acerca y empieza a vociferar muy cerca nuestro “ESTA PENDEJADA! que han puesto aquí, juegos infantiles era de que pongan”.

IMG_1674.JPG

FINISHING SCHOOL (NADIA AFGHANI, MATT FISHER, ED GIARDINA, JASON PLAPP, JEAN ROBISON)

The Airplane Fell to Earth (El avión cayó a tierra)

Tubos y láminas de metal galvanizado, 2018

El avión cayó a la tierra reconstruye a escala un avión modelo Beechcraft Super King 200, similar a la nave en la que viajaba el presidente del Ecuador, Jaime Roldós Aguilera, cuando misteriosamente se estrelló en las montañas Huairapungo, en la provincia de Loja, el 24 de mayo de 1981.

 

IMG_1701.JPG

En la noche vamos a la inauguración de la exhibición especial: “Legible – Visible, entre el fotograma y la pagina” nuevamente las publicaciones nos acechan y quedó conectada a un videoarte que explica la producción de un libro, siento que es una señal, debemos seguir nuestro camino.

Nos despedimos brevemente de los amigos y vamos a cenar en el Café del Museo Remigio, pedimos un postre y regresamos a la casa de Tatta y Gustavo para tomar las maletas y regresar a casa, tenemos ganas de abrazar a la valiente Débora que ahora tiene 5 años y medio que se quedó para ir a la escuela  y participar en la fiesta de la lectura presentando a sus compañeros (porque ella sí es responsable), regresamos felices y agradecidos  por esta experiencia plural de disfrutar el arte y la vida.

Vayan a visitar la Bienal de Cuenca, seguro que ustedes tendrán mucho que contar!

+ info en: https://www.bienaldecuenca.org/ 

TN – 04/12/2018

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s